La Asamblea Comarcal de Cruz Roja de Murcia va a desarrollar dos cursos de primeros auxilios 'Socorrismo y Soporte Vital Básico

La Asamblea Comarcal de Cruz Roja de Murcia va a desarrollar dos cursos de primeros auxilios ‘Socorrismo y Soporte Vital Básico

La Asamblea Comarcal de Cruz Roja de Murcia va a desarrollar dos cursos de primeros auxilios ‘Socorrismo y Soporte Vital Básico’ como todos los años y de cara a la temporada de verano, según informaron fuentes de esta organización humanitaria en un comunicado.

El primero de ellos se va a realizar entre los días 18 y 26 de mayo y, paralelamente, se abre el plazo de matrícula para una segunda edición que se desarrollará entre los días 24 de junio y el 5 de julio, debido a la demanda de personas interesadas en este tipo de formación.

Ambos cursos tendrán una duración de 40 horas, y su objetivo es aprender a actuar en situaciones de emergencia que se pueden presentar en cualquier momento y lugar, como en casa, en la calle, en estanques, en el parque, en lugares de ocio o durante la realización de actividades deportivas.

En estos casos las primeras intervenciones en el lugar del accidente son fundamentales y, en gran medida, determinarán la evolución del accidentado llegando, incluso, a constituir la diferencia entre la vida y la muerte de una persona, la presencia de daños irreversibles en su salud o la ausencia de los mismos, e incluso la necesidad de una recuperación simple o de gran complicación, señala Cruz Roja.

Los contenidos del curso incluyen la actuación en caso de accidentes, maniobras de reanimación cardiopulmonar, actuación en heridas y hemorragias, técnicas de inmovilización para fracturas, luxaciones y esguinces, intoxicaciones, epilepsias y convulsiones, quemaduras, efectos del calor ambiental y otros muchos temas de interés para saber afrontar situaciones de emergencia.

Cruz Roja advierte que «es de vital importancia tanto el saber qué hacer como el saber qué no hacer, ya que hay situaciones y circunstancias que nos obligan a actuar rápida y oportunamente, en pro de salvar una vida, sea la de un desconocido, la de un familiar, la de un alumno o inclusive la propia».

«Aunque tomemos precauciones nadie está libre de enfrentarse a una enfermedad o lesión repentina en el hogar, en el trabajo o en cualquier otro lugar», señala.

FUENTE: elEconomista.es

X