Imágen de archivo de Higinio Vilches, actual concejal de deportes

Imágen de archivo de Higinio Vilches, actual concejal de deportes

Serán recintos «cardioprotegidos» y 40 trabajadores del Patronato de Deportes han recibido un cursillo para manejarlos

Se da cumplimiento así al decreto 22/2012 del 14 de febrero en el que se regula el uso de desfibriladores externos automáticos  (DEA)  fuera del ámbito sanitario, por parte del Patronato Municipal de Deportes que ha instalado cinco de estos aparatos en sus instalaciones deportivas: dos en las Fuentezuelas  (piscina y taquilla), dos en la Salobreja (Felipe Arche y piscina)  y uno en el campo de fútbol de Sebastián Barajas-Antoñete.

Desfibriladores que no serían de utilidad si no se saben usar correctamente en caso de emergencia así que para ello un total decuarenta trabajadores del patronato de deportes ya han recibido un curso teórico-práctico de conocimientos en materia de reanimación cardiopulmonar  y uso del desfibrilador externo automático.

El concejal de deportes, Higinio Vilches resaltó la apuesta por la prevención y la seguridad que se está haciendo desde el municipio con la instalación de los desfibriladores como por la formación del personal «pues es fundamental que se invierta en este tipo de prevención pues las enfermedades cardiovasculares son la primera causa de muerte en el mundo occidental, y entre ellas ocupa un lugar destacado la muerte súbita cardiaca, como resultado de una parada cardiaca, secundaria principalmente a la fibrilación ventricular».

El concejal relató que la correcta atención a la parada cardiorrespiratoria consiste en la aplicación precoz de una serie de acciones conocida como cadena de supervivencia que incluye, por este orden, «el reconocimiento de la situación y activación del sistema de emergencias sanitarias, el inicio inmediato de las maniobras  de soporte vital básico, la desfibrilación eléctrica precoz y  la rápida instauración de las técnicas de soporte vital avanzado».

Así, aseguró que el único tratamiento eficaz para la fibrilación ventricular es la desfibrilación eléctrica precoz, por lo que la  participación de la  primera persona en atender al enfermo es fundamental

FUENTE: ABCSEVILLA

X