Los guardias civiles de Murcia mejorarán la atención en casos de emergencia vital.

Los guardias civiles de Murcia mejorarán la atención en casos de emergencia vital.

Se encuentra en la instalaciones de la Comandancia de la Benemérita en Murcia. Paralelamente, más de un centenar de agentes de la Guardia Civil recibirá formación en materia de soporte vital básico. Así los guardias civiles mejorarán la atención en casos de emergencia vital.

La Guardia Civil de la Región de Murcia ha emprendido una iniciativa pionera en el seno de las fuerzas y cuerpos de seguridad de la Comunidad Autónoma al dar los primeros pasos para poner en marcha el primer espacio «cardioprotegido» en las instalaciones de la Comandancia de la Benemérita en la ciudad de Murcia.

Además, y paralelamente a dicha iniciativa, la Guardia Civil ha iniciado un ciclo de formación para dotar a los agentes de los conocimientos y destrezas necesarios para realizar la intervención inicial en situaciones de grave riesgo físico de la población como víctimas de accidentes de tráfico, violencia de género o agresiones graves, entre otros muchos, dado que suelen ser los primeros intervinientes en este tipo de sucesos.

Con estos cursos también se pretende formar a los agentes en las habilidades que les permitan socorrer a un compañero de servicio en caso de emergencia.

El espacio «cardioprotegido» quedará establecido, en una primera fase, en las instalaciones del acuartelamiento de la 5ª Zona de la Guardia Civil, en Murcia, donde ya se cuenta con un desfibrilador externo semiautomático que posibilitará el auxilio, en caso necesario, de todas aquellas personas que se encuentren bajo custodia policial, además de los propios agentes que se hallen prestando servicio.

La formación de los guardias civiles será impartida por personal del Servicio de Asistencia Sanitaria de la Guardia Civil, en concreto por el Alférez diplomado en enfermería que actualmente se encuentra prestando sus servicios en la Comandancia de Murcia, tutelada y acreditada por el Instituto de Estudios de Ciencias de la Salud de Castilla y León.

La posibilidad de identificar y revertir las arritmias cardiacas letales (desfibrilación) en el menor lapso de tiempo posible es una de las herramientas más eficaces para mejorar las expectativas de supervivencia en los casos de parada cardiorrespiratoria, la cual puede sufrir toda persona en cualquier momento y lugar.

Durante los cursos, que tendrán una duración de 12 horas y se impartirán en turnos de 8 alumnos cada uno de ellos, se enseñarán las pautas, eminentemente prácticas, para identificar el paro cardiorrespiratorio, alertar a los servicios de emergencia e iniciar las maniobras de soporte vital.

Además, con esta iniciativa, la Guardia Civil desarrolla un elemento de política activa en prevención de riesgos laborales y vigilancia de la salud, enmarcado en la Ley Orgánica Reguladora de los Derechos y Deberes de los miembros de la Guardia Civil (artículo 31 de la L. O. 11/2007)*.

* LEY ORGÁNICA 11/2007, de 22 de octubre, reguladora de los derechos y deberes de los miembros de la Guardia Civil

De los derechos profesionales de los miembros de la Guardia Civil
Artículo 31. Prevención de riesgos laborales y protección de la salud.

Los miembros de la Guardia Civil tienen derecho a una protección adecuada en materia de seguridad y salud en el trabajo, con las peculiaridades propias de las funciones que tienen encomendadas.

La Administración General del Estado promoverá las medidas necesarias para garantizar, en lo posible, la seguridad y salud del personal de la Institución al utilizar los medios y equipos puestos a su disposición, con especial atención a los riesgos específicos que se deriven de sus funciones. A tal fin desarrollará una política activa de prevención de riesgos laborales y vigilancia de la salud y proporcionará los equipos de protección individual necesarios para el cumplimiento de su misión, facilitando la formación e información suficientes en materia de prevención.

X