Los agentes salvaron la vida a un vecino gracias al RCP

Los agentes salvaron la vida a un vecino gracias al RCP

Los agentes salvaron la vida a un vecino gracias a la RCP

La Policía Local de Sant Joan cuenta desde el pasado lunes 17 con dos Desfibriladores Semiautomáticos Externos (DESA) de baterías desechables de mínimo 150 descargas.

Cuenta con electrodos inteligentes que realizan un chequeo continuo del paciente para que se garantice la máxima supervivencia.

Los dos equipos vienen acompañados de un curso de formación inicial para personal no médico de capacitación para el uso del DESA.

La concejala de Seguridad, Arantxa Maldonado y el intendente de la policía local Pablo Lizón mostraron su satisfacción al contar con estos equipos con los que los agentes podrán dar una respuesta más rápida en caso de reanimación cardiaca “El tiempo de respuesta de los agentes de la policía Local de Sant Joan es de 7 minutos y medio de media por lo que una intervención a tiempo con uno de estos desfibriladores podría salvar una vida”.

Por su parte, Pablo Lizón recordó que la Policía Local de Sant Joan el pasado mes de febrero salvaba la vida a una persona al que realizaron una reanimación cardiopulmonar (RCP). Se trataba de un cliente de un bar que de camino a su garaje cayó desplomado con una insuficiencia cardiorespiratoria, este vecino había sido operado anteriormente del corazón y tenía tres implantes “stent”, al llegar los agentes al lugar llamaron a una unidad SAMU y mientras llegaba comenzaron a realizarle el masaje cardíaco RCP consiguiendo reanimarle. A la llegada del SAMU este vecino fue trasladado urgentemente al Hospital donde fue adecuadamente atendido por el médico de urgencias.

FUENTE: COSTACOMUNICACIONES

X