Los ácidos grasos omega 3 de origen marino disminuyen el riesgo cardiovascular

Los ácidos grasos omega 3 de origen marino disminuyen el riesgo cardiovascular

Experto recuerda que, pese a ser de origen marino, han sufrido modificaciones en su estructura original y podrían tener efectos no deseados.

Los ácidos grasos omega 3, la vitamina D o la fibra, complementos beneficiosos para reducir el riesgo cardiovascular y la hipertensión arterial, deberían limitarse a los pacientes de alto riesgo, como los que presentan una alteración del perfil lipídico, de la presión arterial o en los que se considera que existe un riesgo cardiovascular aumentado.

Así lo ha expuesto el profesor de Nutrición en la Universidad Alfonso X El Sabio de Madrid Carlos Iglesias, durante la 19ª Reunión Nacional de la Sociedad Española de Hipertensión-Liga Española para la Lucha contra la Hipertensión Arterial (SEH-LELHA), que se ha celebrado en Madrid.

Iglesias ha puesto el ejemplo de los ácidos grasos omega 3 de origen marino, como el ácido eicosapentaenoico (EPA) y el ácido docosahexaenoico (DHA), que disminuyen el riesgo cardiovascular, reducen los niveles de colesterol LDL y aumentan los niveles del HDL.

Aunque su utilidad es «indiscutible», ha precisado, deben ser usados con precaución porque, a pesar de ser de origen marino, podrían tener efectos no deseados.

Asimismo, ha abogado por que los indiviuos sanos adopten una dieta saludable rica en omega 3 de origen marino, es decir, en pescado azul, así como en omega 9 y fibras vegetales, que modulen la absorción de las grasas, y baja en harinas refinadas y azúcares. «Todo ello debe acompañarse de una vida físicamente activa y ejercicio programado habitual», ha completado.

FUENTE: JANO.ESSociedad Española de Hipertensión-Liga Española para la Lucha contra la Hipertensión Arterial (SEH-LELHA)

X