El desfibrilador ubicado en el Ayuntamiento de Ripoll salvó la vida de la turista.

El desfibrilador ubicado en el Ayuntamiento de Ripoll salvó la vida de la turista.

La mujer había sufrido un paro cardíaco mientras viajaba en una autocaravana

Una pareja de Mossos d’Esquadra de la comisaría de Ripoll (Girona) salvaron la vida a una turista que viajaba en una autocaravana, cuando estaba sufriendo una parada cardiorespiratoria, usando un desfibrilador portátil ubicado en el ayuntamiento.

Sobre las ocho y media de la mañana del seis de julio el conductor de una autocaravana se detuvo ante las dependencias policiales. El hombre, asustado y muy nervioso, pidió ayuda a los mossos porque su mujer acababa de sufrir un ataque de corazón.

Rápidamente unos agentes se desplazaron hasta la plaza del Ajuntament de Ripoll y cogieron un desfibrilador portatil. Se trata de un aparato cedido por Dipsalut y que se encuentra ubicado bajo las escaleras del consistorio para que sea accesible por todo el mundo.

Simultáneamente se activó una ambulancia medicalizada para atender adecuadamente a la mujer, la cual ya tenía antecedentes de problemas cardíacos.

Al ver que la mujer perdía el conocimiento, los mossos la estiraron en el suelo e iniciaron las maniobras de reanimación con la ayuda del mencionado desfibrilador. Pocos después llegó la ambulancia y el médico constató que la mujer ya había recuperado el pulso. A pesar de esto, la víctima sufrió un segundo paro cardiaco y se la tuvo que reanimar nuevamente.

Una vez estabilizada, efectivos del SEM trasladaron la víctima al Hospital de Campdevànol. Posteriormente de este fue trasladada al Hospital Josep Trueta, donde evoluciona favorablemente.

FUENTE: LA VANGUARDIA

X