Casa del Pino, El Palmar, Murcia. FOTO: Juan Antonio Pellicer

Casa del Pino, El Palmar, Murcia. FOTO: Juan Antonio Pellicer

Están siempre donde deben estar y a cualquier hora a la que se les reclama. Los voluntarios de Protección Civil de Fortuna volvieron a demostrar esta máxima, evitando en la madrugada del pasado sábado que las fiestas patronales en honor a San Roque se viesen interrumpidas por la muerte de un anciano.

En concreto, de un vecino de la pedanía murciana de El Palmar, Francisco P.B., de 81 años, que se había desplazado al municipio fortunero para disfrutar del castillo de fuegos artificiales del pasado viernes y de la posterior verbena. Precisamente, cuando Francisco estaba en la verbena entró en parada cardiaca, movilizando al retén de Protección Civil que se desplazó desde la Zona Joven provisto de un desfibrilador externo automático (DEA).

La rápida intervención propició la recuperación del anciano, en medio de un tumulto de personas. Posteriormente, una ambulancia del 061 trasladó al anciano al hospital Morales Meseguer.

FUENTE: LAVERDAD.ES

X