Los Servicios de Emergencias desde el inicio de la época estival a un total de 17 personas por ahogamiento.Foto: EUROPA PRESS

Los Servicios de Emergencias desde el inicio de la época estival a un total de 17 personas por ahogamiento.Foto: EUROPA PRESS

Los Servicios de Emergencias de la Conselleria de Sanidad han atendido en la Comunitat Valenciana desde el inicio de la época estival a un total de 17 personas por ahogamiento, tanto en playas como en piscinas, de las cuales ocho han fallecido –cuatro menores de edad– y nueve han resultado heridas de diversa consideración.

Según ha informado la Generalitat en un comunicado, el año pasado se atendieron durante los meses de junio, julio y agosto a un total de 54 personas, de las cuales 26 fallecieron y 28 resultaron heridas. Ante estas cifras, Sanidad ha instado a los ciudadanos a extremar las precauciones para disfrutar del baño y de los deportes acuáticos sin tener que lamentar accidentes.

El médico del SAMU Vicente Mascarós ha destacado que en los últimos años ha percibido «más accidentes en el medio acuático que se llevan vidas». En el caso de las personas de edad avanzada, ha apuntado que el problema radica en que «lo que te puede ocurrir en tierra –un infarto, un mareo, una subida de tensión– en el agua se agrava» y «un sobreesfuerzo, un síncope o un mareo en una persona mayor le puede ocasionar un ahogamiento».

Así, ha recomendado respetar los tiempos de las digestiones, ya que cuando esta se encuentra en proceso la sangre se concentra en el aparato digestivo y se reduce la oxigenación, lo que unido a un cambio de temperatura al pasar de un medio a otro puede provocar una pérdida de conocimiento, vómitos o una bajada de pulsaciones que pueden derivar en ahogamiento.

SEGUNDA CAUSA DE MUERTE EN MENORES

Además de las personas mayores, otro de los colectivos más vulnerables son los niños. De hecho, los ahogamientos suponen la segunda causa de muerte en menores de edad y en lo que va de verano han perdido la vida cuatro menores en la Comunitat Valenciana mientras se bañaban.

El pediatra del Hospital La Fe de Valencia y vicepresidente de la Asociación Española de Pediatría, Antonio Nieto, ha explicado que los ahogamientos en menores de edad se deben, fundamentalmente, «a la falta de precaución de los padres y de los jóvenes».

Basándose en las recomendaciones del Comité de Seguridad y Prevención de Lesiones Infantiles de la Asociación Española de Pediatría, Nieto ha apuntado que los peligros asociados con el agua en menores difieren en función de la edad, por lo que «hay que adaptar las medidas de precaución según los años del menor».

«NO SE DEBE BAJAR LA GUARDIA»

En los niños menores de cinco años «los ahogamientos de piscinas se podrían reducir en un 95 por ciento con un adecuado vallado de seguridad». Además, ha insistido en que «bajo ningún concepto se debe bajar la guardia» y en que los niños «siempre han de estar vigilados por una persona adulta, ya estén dentro del agua o en los alrededores de la piscina».

«El ahogamiento se produce de forma rápida y silenciosa y hay que recordar que un bebé se puede ahogar en tan solo 30 centímetros de profundidad», ha alertado. Vicente Mascarós ha incidido en la necesidad de extremar esta vigilancia, dado que «los niños no tienen sensación de peligro».

El pediatra ha recomendado también tener especial atención a los niños de mayor edad que comienzan a practicar deportes y juegos relacionados con el agua, como es el caso del buceo, esquí acuático, vela, canoa, motos náuticas o en los parques acuáticos, ya que «en ciertas edades tempranas el niño no está capacitado para algunas actividades».

RECOMENDACIONES GENERALES

La enfermera del SAMU Asunción Tormo ha indicado que cuando una persona presencie un ahogamiento lo primero que tiene que hacer es comprobar que la víctima respira y, si no es así, avisar inmediatamente al 112 y comenzar una reanimación cardiopulmonar básica hasta que lleguen los servicios sanitarios, a quienes es muy importante dejar trabajar y darles espacio para ello.

Además, hay una serie de recomendaciones básicas como respetar las digestiones, no consumir alcohol, respetar el significado de las banderas en las playas, y elegir lugares seguros para bañarse y vigilados por socorristas.

FUENTE: EUROPAPRESS.ES

X