Resucitado de una muerte súbita

Luis Elizalde, con el desfibrilador que le salvó la vida. (XABI)

Luis Elizalde, con el desfibrilador que le salvó la vida. (XABI)

Resucitado de una muerte súbita

El 27 de marzo de 2015, 49 años después de nacer, Luis Elizalde de Esteban resucitó. Es el verbo que él mismo emplea para referirse a la reanimación cardiovascular a la que fue sometido aquella mañana, primero por su mujer y una vecina, y a continuación por dos policías municipales de Zizur Mayor, que acudieron raudos y prestos a su domicilio con los conocimientos y el dispositivo desfibrilador necesarios para mantenerlo con vida tras el infarto que había sufrido, hasta que se hicieron cargo las asistencias sanitarias. Luis vivirá para contarlo, como él mismo proclama, consciente de la suerte que le benefició aquel día, y al mismo tiempo agradecido por la atención que le prestaron todas las personas que intervinieron para evitar su muerte súbita.

Todo ocurrió a partir de las 7.55 horas de la mañana de aquel día, minutos antes de que Luis y su esposa María Jesús Urra se dirigieran al IES Plaza de la Cruz, donde ambos trabajan como profesores. “Me había sentido raro la semana anterior, con dolores en el pecho y en la espalda. Estuve en urgencias y me hicieron un electro y me dijeron que tenía un poco la tensión alta, que me la controlara. Y era justo lo que estaba haciendo aquel viernes por la mañana”, explica Luis, en el mismo sofá donde sufrió el paro cardíaco aquella mañana. “Nunca había tenido un aviso. Yo siempre he sido antimédicos y antimedicinas, y ahora tengo una lista bien grande que tomar”, comenta. (más…)

Recuperado el cadete de 15 años que se desvaneció en un entrenamiento del San Francisco

El jugador marcado con un círculo es Kevin Amos, el cadete que cayó desplomado en un entrenamiento.

El jugador marcado con un círculo es Kevin Amos, el cadete que cayó desplomado en un entrenamiento.

Recuperado el cadete de 15 años que se desvaneció en un entrenamiento del San Francisco

El pasado martes 24 de febrero, Kevin Amos, jugador del cadete B del San Francisco de tan solo 15 años, caía desplomado durante el calentamiento previo a la sesión de entrenamiento que el cuadro colegial estaba a punto de realizar. De inmediato, ante la desesperación de los presentes, Miguel Vidal, enfermero de profesión y segundo entrenador del equipo se puso manos a la obra para intentar recuperar al jugador.

Siguiendo todos los protocolos previstos en estos casos, Vidal pudo acabar recuperando al jugador que sufrió dos paradas cardiorrespiratorias durante el tiempo en el que llegó la ambulancia al recinto de Son Fuster, lugar de entreno del San Francisco. En ese sentido, el desfibrilador que cada club de Baleares tiene en su campo jugó un papel básico. “Lo tienes pero hasta que no lo usas no le das el valor que realmente tiene”, apunta Amedeo Spadaro, director general del San Francisco que reconoce a El MUNDO que en el club están “bastante afectados”.

(más…)

Un desfibrilador en el momento y lugar adecuado

Una persona reanimada con un desfibrilador es evacuada del polideportivo de Barajas, en 2013. AYTO. DE MADRID

Una persona reanimada con un desfibrilador es evacuada del polideportivo de Barajas, en 2013. AYTO. DE MADRID

Un desfibrilador en el momento y lugar adecuado

En el ámbito del primer interviniente ante una parada cadriorrespiratoria no sanitario en zonas de gran concurrencia de público, el desfibrilador semiautomático o DESA adquiere cada día mayor importancia.

De forma progresiva, aunque más lenta de lo que nos gustaría, se van instalando en nuestras ciudades: centros deportivos, centros comerciales, estaciones de tren, autobús… pero como su regulación sigue pendiente de pulir en muchas Comunidades Autónomas, aún queda su implantación a expensas en la mayoría de los casos de las voluntades privadas, bien por concienciación, bien por malas experiencias previas.

El desfibrilador es la “llave de la vida” en la cadena de la supervivencia de una parada cardiorrespiratoria, pues es el único sistema eficaz junto con el masaje cardíaco de rescatar dicha parada. Para ello el desfibrilador debe encontrarse en el momento y lugar adecuado, y que esté presente alguien que sepa emplearlo correctamente gracias a un adiestramiento específico (actualmente existen muchos cursos de Soporte Vital Básico y empleo del DESA, como el de isovital). De esta forma le puede salvar la vida a usted o a alguien de los suyos si sufre una parada cardiorrespiratoria en la calle, en un estadio, en un centro comercial, en la oficina o en el colegio, el instituto o la universidad…

De vez en cuando aparecen nuevos testimonios de la eficacia de un desfibrilador, como el caso de la persona a la que se le paró el corazón y dejó de respirar en el polideportivo municipal de Barajas, en Madrid en 2013, pero sobrevivió gracias a que existía un DESA en dichas instalaciones, siendo capaces de reanimarlo con él en esos segundos, minutos vitales tras un infarto en los que el tiempo juega en contra: cuanto más tarde se intervenga, menos probabilidades de sobrevivir (las posibilidades de rescate disminuyen hasta un 10% cada minuto en el que no se actúa sobre la persona que sufre la parada cardiorrespiratoria). Gracias a ello, se lo llevaron ya estabilizado.

(más…)

Un joven sufre un paro cardíaco y salva la vida gracias a un desfibrilador

El lateral izquierdo de 19 años, Darío Mata, evoluciona favorablemente, permanece estable y no presenta secuelas psíquicas.

El lateral izquierdo de 19 años, Darío Mata, evoluciona favorablemente, permanece estable y no presenta secuelas psíquicas.

Un joven sufre un paro cardíaco y salva la vida gracias a un desfibrilador

Los servicios médicos y los desfibriladores en los pabellones salvan vidas en el deporte. El joven jugador de 19 años del Meridiano Antequera, Darío Mata, ha sobrevivido a un paro cardíaco que le sobrevino durante el entrenamiento del día 17 de febrero del equipo de División de Plata de balonmano.

Dos médicos presentes en el pabellón Fernando Argüelles empezaron a practicarle reanimación cardiopulmonar, pero al ver que no reaccionaba, se utilizó el desfibrilador, avisando al 061, según informa diariosur.es. Paso la noche en el Hospital de Antequera, donde se recupera con normalidad.

“Pasados unos 10 minutos desde que iniciaran este tipo de entrenamiento, comenzaron los que han podido ser los peores momentos que se han vivido en la historia de este club: El jugador Darío Mata, de 19 años de edad, se dirigía corriendo al banquillo, pero antes de llegar cayó al suelo inconsciente y con convulsiones”, explica el Club.

(más…)

X