La rápida actuación del equipo de técnicos municipales salvó la vida del usuario

La rápida actuación del equipo de técnicos municipales salvó la vida del usuario

Uno de los equipos de trabajadores municipales del Complejo Deportivo Ciudad de Cádiz, salvó a un usuario de 34 años al que le dio repentinamente un infarto mientras jugaba al squash, en compañía de su pareja.

La rápida actuación del equipo de técnicos municipales salvó la vida del usuario. Al parecer, mientras practicaba squash se desvaneció repentinamente en el suelo. Su pareja pidió auxilio e inmediatamente acudió una trabajadora municipal que dio aviso al instante a sus compañeros de equipo para socorrerlo.

Uno de los equipos de trabajadores municipales del Complejo Deportivo Ciudad de Cádiz, salvó a un usuario de 34 años al que le dio repentinamente un infarto mientras jugaba al squash, en compañía de su pareja.

La rápida actuación del equipo de técnicos municipales salvó la vida del usuario. Al parecer, mientras practicaba squash se desvaneció repentinamente en el suelo. Su pareja pidió auxilio e inmediatamente acudió una trabajadora municipal que dio aviso al instante a sus compañeros de equipo para socorrerlo.

En cuestión de instantes, uno de los técnicos de este equipo, Manuel Porcel, empleó el desfibrilador con el que cuenta este equipamiento municipal para reanimar al joven mientras otro de los trabajadores llamaba al 061 y otro ayudaba en la labor de reanimación. En muy breve espacio de tiempo -menos de dos minutos- comenzó a reaccionar y momentos después la ambulancia del 061 ya se encontraba en el Ciudad de Cádiz para proseguir las labores de reanimación.

Según informaron los sanitarios, la rápida actuación y efectivo uso del desfibrilador permitió salvarle la vida a esta persona y evitarle, además, lesiones neurológicos o cerebrales.

Desde el Ayuntamiento de Cádiz aseguran que esta actuación de los técnicos deportivos municipales no es la única, «ya que de manera regular se atiende y auxilia todo tipo de incidentes que le pueden sobrevenir a los usuarios o que suceden dentro de las instalaciones deportivas», si bien sí ha sido la primera que ha requerido del empleo del desfibrilador».

«Este óptimo manejo del desfibrilador se deriva del curso de formación que reciben todos los trabajadores de las instalaciones deportivas municipales sujetas a la obligatoriedad de contar con un desfibrilador, bien sean técnicos municipales como trabajadores de empresas auxiliares», señalan desde el Consistorio.

El concejal de Deportes del Ayuntamiento de Cádiz, Alejandro Varela, ha querido felicitar públicamente a los trabajadores que participaron en el auxilio al deportista, subrayando el «ejemplo de profesionalidad así como la rápida y diligente actuación siguiendo el protocolo en un caso de este cariz». También se interesó por el estado del deportista, que se encuentra hospitalizado pero sin riesgo para su vida.

FUENTE: LAVOZDIGITAL.ES

X