Responsables del Ayuntamiento y de la Diputación, en una demostración. / E. CABEZAS

Responsables del Ayuntamiento y de la Diputación, en una demostración. / E. CABEZAS

El taller ha sido impartido por personal de la Escuela de Protección Civil de la Diputación de Málaga.

Una veintena de voluntarios de la Agrupación de Protección Civil de Rincón de la Victoria han recibido formación sobre ‘Desfibrilación y reciclado para personal de auxilio’, según ha informado el alcalde, Francisco Salado, acompañado del presidente del Consorcio Provincial de Bomberos, Abdeslam Lucena, y del concejal de Protección Civil, Manuel Sánchez. Este taller, organizado por las áreas de Servicios Intermunicipales y la de Cultura y Deporte de la Diputación de Málaga, se ha celebrado en la Biblioteca Antonio de Hilaria y ha sido impartido por personal de la Escuela de Protección Civil.

En esta primera edición serán más de un centenar de monitores deportivos y voluntarios de protección civil de la comarca los que reciban formación sobre esta herramienta en circunstancias de emergencia, vitales para salvaguardar la vida de una persona. Los alumnos seleccionados lo han sido previa convocatoria a los diversos municipios de la provincia a través de la web de la Diputación, que ha recibido un total de 270 solicitudes para esta primera fase. El curso también se realizará en Nerja, Antequera, Mollina, Campillos y Ronda.

Salado ha indicado que «es fundamental estar preparados para salvar la vida de una persona, sobre todo en la época de gran afluencia de personas que comienza ahora en nuestro municipio, donde tenemos una gran aglomeración en las playas y eventos, por eso esta formación es tan importante para nuestros voluntarios de Protección Civil». Por su parte, Lucena ha expresado el compromiso que la Diputación tiene con Rincón de la Victoria de seguir formando a sus voluntarios «para que estén preparados según nos exige la ley»

El Desfibrilador Externo Semi Automático (DESA) es un aparato electrónico portátil que diagnostica y trata una parada cardíaca, cuando es debida a que el corazón tiene actividad eléctrica pero sin efectividad mecánica, o a una falta de pulso. La desfibrilación consiste en emitir un impulso de corriente continua al corazón, pudiendo retomar su ritmo eléctrico normal u otro eficaz. La fibrilación ventricular es la causa más frecuente de muerte súbita, que es lo que se pretende evitar. Por ello, el DESA es muy eficaz para la mayor parte de los paros cardíacos, ya que devuelven el ritmo adecuado al corazón.

FUENTE: SUR.es

X